Carillas de Porcelana

Las carillas de porcelana consiguen dar a la boca una apariencia totalmente natural, ya que se trata de un material que imita muy bien el esmalte del diente. Es un tratamiento eficaz que consigue en apenas tres sesiones que el paciente luzca una nueva sonrisa.

¿Qué son las carillas de porcelana?

El tratamiento con carillas de porcelana consiste en pegar unas láminas muy finas, con un grosor que ronda el milímetro, sobre la cara externa de cada pieza dental, ocultando la original y logrando un aspecto de la dentadura prácticamente perfecto.

En los últimos tiempos las carillas se han convertido en un recurso muy utilizado, la razón es que son capaces de conseguir el diseño de una dentadura muy estética, pero sin perder la naturalidad. Además, las carillas dan un extra de resistencia y protegen al diente de algunos daños.

Lo habitual es que las carillas duren entre 10 y 15 años. Por supuesto, dependerá del trato que el paciente les dé y de la profesionalidad de quienes las hayan colocado. Por eso es tan importante apostar siempre por centros de prestigio para no correr riesgos innecesarios.

Cuándo se pueden utilizar carillas de porcelana

Las carillas estéticas se pueden utilizar en estos casos:

Diastema: Cuando se tienen dientes separados, es posible utilizar carillas para ocultar ese hueco sin necesidad de recurrir a una ortodoncia.

Roturas: Las pequeñas roturas que pueden sufrir los dientes se pueden camuflar con el uso de carillas de porcelana.

Diferentes tamaños: Muchas personas tienen los dientes de un tamaño distinto y no se sienten a gusto. Se pueden igualar colocando carillas sobre los dientes de menor tamaño. Para otros pacientes el problema es que los dientes son muy cortos y al sonreír existe una desproporción entre el diente y la encía que se ve, con las carillas se puede solventar también este problema alargando su tamaño.

Manchas o decoloraciones en los dientes: Con el paso del tiempo, con la ingesta de ciertos alimentos o bebidas, o con el tabaco, los dientes puede perder parte de su esmalte dando un aspecto a la boca poco agradable. Unas carillas de porcelana pueden ser la solución que estás buscando. Es un tratamiento que consigue unos resultados similares a un blanqueamiento dental

¿Cómo se colocan las carillas de porcelana?

La colocación de carillas de porcelana se realiza en tres sesiones:

1ª sesión. Se estudia la dentadura y se escucha lo que el paciente desea lograr con el tratamiento, después se le indica cuál es el método más adecuado, además de indicarle el precio.

2ª sesión. Se tallan de forma superficial los dientes para que queden todos más o menos igual. Se toman medidas, se fotografía la sonrisa y se envía la información al laboratorio para que pueda diseñar las carillas.

3ª sesión. Se colocan las carillas sobre los dientes. Para hacerlo es necesario retirar el esmalte de los dientes para que se fijen mejor.

Sin duda, cambiar el aspecto de tus dientes nunca fue tan sencillo.

1ª consulta gratuita con tu Dentista en Alicante

Ven ahora a la Clínica Dental de Alicante Fidentzia y disfruta de tu primera consulta gratuita.