Sedación consciente, no tengas miedo al dentista

La sedación consciente es un método médico para reducir la tensión y el estrés de los pacientes con fobia a los procedimientos odontológicos.

El miedo a ir al dentista es común incluso entre los más mayores. La sedación consciente, también conocida como el gas de la risa, es una técnica que rebaja la tensión de las visitas dentales provocándole una mejor sensación al paciente y facilitándole el trabajo al odontólogo.

Hoy queremos explicarte todas las características y peculiaridades de este tipo de sedación.

¿Qué es la sedación consciente?

La sedación consciente consiste en someter al paciente a una mezcla de oxígeno y óxido nitroso, también conocido como protóxido. Este método provoca una rápida sensación de relajación que hace que la experiencia del paciente sea mucho más agradable.

Esto sirve para disminuir la sensación de pánico y ansiedad que el paciente pudiera tener al someterse a ciertos procedimientos. Es importante destacar que los pacientes a los que se les realiza este tipo de sedación permanecen conscientes en todo momento.

La aplicación se lleva a cabo a través de una pequeña mascarilla que se coloca en la nariz del paciente. Los gases se combinan automáticamente gracias a un aparato que garantiza la precisión de la mezcla y al paciente le basta con respirar para sentir los efectos. Estos desaparecen al acabar de suministrarlo, se van tan rápido que incluso se puede conducir poco después de la suministración.

Los avances y mejoras que implica la sedación consciente hacen que este novedoso sistema sea el más utilizado en clínicas dentales de Estados Unidos, Dinamarca, Canadá y también en Clínica Dental Fidentzia.

Ventajas de la sedación consciente

  • Disminuye o erradica las experiencias negativas y estresantes del paciente, convirtiendo la visita al dentista en un recuerdo más agradable.
  • Facilita el trabajo del dentista ya que permite a este efectuar los tratamientos de forma más cómoda y rápida.
  • Aumenta la seguridad del paciente durante la intervención gracias a la monitorización y a la presencia del anestesiólogo.

El miedo al dentista y la sedación consciente

Tanto niños como adultos pueden sufrir episodios de fobia al dentista. Este miedo suele estar provocado por experiencias anteriores traumáticas del paciente o muchas veces por falta de conocimiento y creencias infundadas de que el dentista duele. El miedo al dentista en sí mismo no es un problema grave hasta que afecta a la salud del paciente.

Existen numerosos casos de personas con problemas odontológicos que han llegado a perder dientes con tal de no sufrir la tensión y el pánico de acudir al dentista. En estos casos esta fobia implica un grave empeoramiento del bienestar de la persona.

Frente a esta situación, la sedación consciente es la técnica más extendida en la industria dental para que el paciente recupere la confianza en el odontólogo. Gracias a ella cada vez más pacientes se someten a intervenciones muy sencillas, beneficiosas para su salud dental y en la que el único inconveniente es su propio miedo.

En Clínica Dental Fidentzia utilizamos la sedación consciente como otra forma de demostrar nuestro compromiso con la satisfacción de nuestros clientes que para nosotros son lo primero.