Salud dental en la tercera edad

Cuidar la salud dental en la tercera edad es sumamente importante. Mantener unos dientes sanos es fundamental para disfrutar al máximo de este periodo de la vida. Si lo haces gozarás de una mejor salud y de una bonita sonrisa. Te explicamos por qué es tan importante el cuidado y control de tu boca.

Por qué cuidar la salud dental en la tercera edad

Mantener una buena salud dental en la tercera edad es imprescindible para que el organismo funcione correctamente. La digestión de los alimentos es más pesada en la tercera edad, por eso es especialmente importante masticar muy bien la comida. Unos dientes sanos son imprescindibles para conseguirlo.

Las enfermedades pueden alterar mucho el esmalte y la estructura de los dientes. Un correcto cuidado evitará que se deterioren antes de tiempo. Un daño en las piezas dentales puede resultar en la pérdida de las mismas. Por eso hay que realizar revisiones periódicas y seguir las recomendaciones del dentista.

Problemas de salud dental en la tercera edad

Es habitual que aumenten los problemas de salud dental en la tercera edad. Algunos de ellos aparecen a pesar de mantener una buena higiene bucal. A continuación te explicamos cuáles son algunos de los más comunes.

  • Caries. Entre los problemas comunes de la boca en la tercera edad está la caries. Por eso es tan importante intensificar los cepillados dentales y las visitas al dentista. En caso de aparición es imprescindible la intervención inmediata en las etapas tempranas.
  • Infecciones bucales. Todos aquellos que utilizan prótesis dentales están más expuestos a la aparición de infecciones. Hay que hacer revisiones periódicas al dentista para un control y para la recomendación de cuidados especiales; limpieza de la boca, limpieza de la prótesis, enjuagues…
  • Inflamación de encías. Las encías también sufren de manera especial en la tercera edad. Son más comunes las inflamaciones y las infecciones en esta zona de la boca. Es muy importante un buen control y tratamiento de este trastorno, ya que las infecciones de encía pueden degenerar en la pérdida de piezas bucales.
  • Debilitamiento. La edad avanzada y el incremento en el uso de medicamentos puede debilitar los dientes. Un dentista ha de controlar el estado de los dientes y recomendar tratamientos para mejorar sus barreras protectoras naturales.
  • Sequedad. La sequedad, común en la tercera edad, afecta de manera negativa a la boca. Es más fácil que se produzcan irritaciones e infecciones que afecten a las encías y la dentadura.

En la tercera edad es más importante que nunca mantener una correcta higiene bucal. También es necesario incrementar las visitas al dentista y seguir sus recomendaciones. En Fidentzia tenemos mucha experiencia en este campo. Pídenos cita para hacer un examen de tu boca y recomendarte los mejores cuidados.