Presume de sonrisa: la importancia de la limpieza bucal

Presume de sonrisa: la importancia de la limpieza bucal. Desde la Clínica Dental Fidentzia, sabemos que, para presumir de una sonrisa bonita, no sólo tienes que tener en cuenta la estética sino también que los dientes luzcan bien limpios. Para ello, uno de los aspectos más importantes que tenemos que tener en cuenta es que, para mantener una salud bucal en condiciones, debes programar controles y limpiezas dentales regulares.

De esta manera, si nos visitas dos veces al año, evitarás además, prevenir cualquier problema de salud dental antes de que cause molestias o requiera un tratamiento importante. Además, en estos exámenes se podría detectar problemas más graves como:

  • Alineación incorrecta de la mandíbula
  • Mala nutrición e higiene
  • Problemas de crecimiento y de desarrollo

Los controles dentales regulares son tan importantes como las buenas prácticas de higiene oral diarias, como el cepillado y el uso de hilo dental que protegen los dientes de las caries y de la placa bacteriana.

Desde la Clínica Dental Fidentzia te aconsejamos cómo debes limpiarte los dientes diariamente para mantenerte sano y con una sonrisa envidiable.

¿Cómo limpiarse los dientes correctamente?

Los cepillos de dientes

Para conseguir tener una salud bucal perfecta, debes cepillarte los dientes durante dos a tres minutos con pasta dental por lo menos tres veces al día después de cada comida. La elección del cepillo dependerá de la edad y las características de la dentadura, según sea para niños o para adultos. A continuación, del material del que esté hecho y de si es manual o eléctrico. En el caso de que elijamos el manual, las púas deben ser de nylon y de puntas redondeadas, con el fin de no dañar el esmalte durante la limpieza. Por esta misma razón te aconsejamos elegir un cepillo “suave”, ya que los cepillos fuertes pueden dañar las encías y hacerlas sangrar.

Es aconsejable cambiar cada tres meses de cepillo (manual) o de cabezal (eléctrico) y cuando las cerdas aparecen dobladas.

El hilo dental

Además del cepillado, te recomendamos el uso del hilo dental, para evitar la acumulación de placa que puede provocar caries y enfermedades en las encías.

El uso correcto del hilo dental elimina la placa y las partículas de comida de lugares que el cepillo dental no puede alcanzar fácilmente: debajo de la encía y entre los dientes.

Existen dos tipos de hilo dental:

  • Hilo dental de nylon (o multifilamento): El hilo dental de nylon puede estar o no encerado, y existen una gran variedad de sabores.
  • Hilo dental PTFE (monofilamento): se desliza fácilmente entre los dientes, incluso entre aquéllos con espacios reducidos, y generalmente no se deshilacha.

Palillos interdentales

Los palillos interdentales también te ayudarán a mantener una correcta higiene bucal, gracias a sus filamentos flexibles y muy suaves, diseñados para deslizarse de forma cómoda entre los dientes, eliminando de forma segura los restos de comida.

Respecto a la frecuencia de uso, deben utilizarse al menos una vez al día, preferiblemente después de cenar. Sobre todo al principio, es mejor hacerlo a la misma hora. De esta manera, se convertirá rápidamente en un hábito diario saludable.

Para una correcta elección del tipo de palillos interdentales es tener en cuenta la anchura de los espacios entre los dientes, la existencia de ortodoncias, implantes, puentes, etc.

Enjuagues bucales

Para completar la limpieza bucal, es recomendable utilizar enjuague bucal a diario y adoptar una nueva rutina que ayude a eliminar las bacterias nocivas y el resto de suciedad, previniendo y reduciendo así, la placa dental, cuida las encías y refuerza el esmalte de los dientes.

Existen diferentes tipos de enjuague bucal por lo que podemos elegir entre varios según nuestro problema:

  • Dientes y encías sensibles: tienen bajo contenido en alcohol, y está especialmente indicado para todo tipo de enfermedades de las encías.
  • Anticaries: contienen un alto contenido en flúor para ser más efectivos.
  • Contra la halitosis: refrescan el aliento y suelen tener sabores a menta o clorofila.
  • Antisépticos: contienen los agentes antisépticos para acabar con la placa bacteriana del todo.
  • Infantiles: son los enjuagues que tienen un bajo contenido en alcohol y están dirigidos para los más pequeños. Suelen tener sabores del gusto de los más pequeños como la fresa.
  • Sin alcohol: son perfectos para las personas que tienen las encías muy sensibles y para niños. Este tipo de enjuague son tienen la misma eficacia antibacteriana que los de siempre.

Debemos recordar, que el uso de los diferentes enjuagues bucales no sustituyen en ningún caso al cepillo diario, sino que lo complementa.

Desde la Clínica Dental Fidentzia te animamos a que mantengas a diario tu boca y los dientes sanos para evitar tener problemas con los dientes y encías, como caries o la pérdida de los dientes.