¿Por qué cuesta tanto el dentista?

Hoy les traigo un tema un tanto escabroso, ¿por qué cuesta tanto el dentista? ¿Hay dentistas baratos y caros?

Si hacemos memoria el dentista es uno de los médicos a los que más se les teme con diferencia desde tiempos inmemoriales esto se debe, en primer lugar, a que, hasta que se descubrió la anestesia, los procedimientos se hacían ” a lo vivo” por lo que los pacientes se esperaban siempre hasta que rabiaban de dolor para ir a estos sacamuelas por lo que acudir al dentista se convirtió en un suplicio y por esto se dejaba hasta el último momento.

En los tiempos actuales no hay excusa, porque la odontología no es dolorosa con todos los medios que existen actualmente, pero como es algo que, parece que tenemos arraigado a nuestro ADN los pacientes continúan dejando para cuando es demasiado tarde la visita al odontólogo.

Teniendo en cuenta el giro que ha dado nuestra profesión en la última década, no hay excusa para no acudir a la consulta dental puesto que en la mayoría de las consultas la primera visita es gratuita, es decir, emitir un diagnóstico para hacer un tratamiento cuando aún no cuesta mucho dinero sale gratis!, y lo más probable es que si estas revisiones fuesen periódicas, nunca tendríamos que lamentar el tener que hacernos grandes y caros tratamientos, luego he ahí la clave en la PREVENCIÓN, prevenir es gratis en la Clínica Dental Fidentzia de Alicante.

¿Quieres realizarte una revisión dental?

Primera cita gratis sin compromiso.

En Clínica Fidentzia creemos en la prevención como mejor tratamiento.

En una revisión emitimos un diagnóstico aplicando todos nuestros conocimientos y toda la experiencia que nos dan 27 años de experiencia en el sector de la odontología.

¿La odontología es cara?, depende, si tenemos que hacer un gran tratamiento, habitualmente será más caro que si solamente tuviésemos que hacernos un empaste.

No hay que esperar a que duela para tratarlo, recuerde que cuando duele, normalmente es demasiado tarde.

Lo que sí será muy importante es buscar un profesional en quien confiar ya que con la gran proliferación de dentistas low cost, la tendencia es abultar los presupuestos.

Es indispensable buscar un profesional que se haya mantenido al día de todas las nuevas tendencias y tecnologías en el sector y que pueda ofrecerle las últimas novedades en cuanto a técnicas y materiales, aquí está la diferencia, ¿cuesta lo mismo ir a una clínica low cost y que te atienda un profesional recién graduado que está “haciendo mano” con tu boca o queremos un profesional con tablas? Lógicamente no cuesta lo mismo la experiencia que el aprendizaje. Un dentista barato a la larga puede salirte caro.

Ahí os dejo reflexionando: ¿Los dentistas baratos merecen la pena o es preferible acudir a uno con experiencia? ¿La odontología es cara o he acudido muy tarde?