Los problemas dentales más habituales

Existen muchos factores que pueden provocar enfermedades de todo tipo en nuestra boca pero hoy os hablaremos de los problemas dentales más comunes.

Nuestra alimentación, si fumamos o no, si bebemos mucho café, si mantenemos una higiene adecuada y muchos otros factores que entran en juego. Lo primero a tener en cuenta es que para mantener unos dientes sanos a lo largo de nuestra vida es necesario acudir al dentista con cierta regularidad para prevenir cualquier problema a tiempo.

¿Quieres conocer los más frecuentes? Son estos:

  • Caries: todos las hemos sufrido en alguna ocasión. Están causadas por una bacteria que vive en nuestra boca y que se pega a nuestros dientes siendo capaz de deshacer nuestro esmalte e introducirse en ellos causando estas cavidades llamadas caries.
  • Sensibilidad dental: se trata de un dolor dental intenso y momentáneo cuando la dentina entra en contacto con alimentos o bebidas frías o calientes u otros estímulos. Desde un mal cepillado, pasando por una dieta con alimentos o bebidas ácidos, hasta masticar demasiado fuerte, entre otros, pueden provocar que la dentina quede al descubierto y con ello se produzca la sensibilidad en los dientes.
  • Gingivitis: la inflamación de encías es algo que todos podemos sufrir en algún momento de nuestra vida. El problema viene sobre todo cuando esto se convierte en algo habitual. Provoca inflamación y sangrado de las encías. Una mala higiene dental, cambios hormonales o unos dientes mal alineados son factores que pueden desencadenar e una gingivitis.
  • Halitosis: el mal aliento tiene mucho que ver con lo que comemos. También nuestros hábitos higiénicos pueden provocar este problema tan desagradable. Aunque la halitosis puede derivar de un problema sistémico estos casos son los menos habituales.  Este artículo te puede resultar de mucha utilidad: “Halitosis: mal de muchos, consuelo de tontos”.
  • Bruxismo: suele ocurrir mientras dormimos y lo hacemos de manera inconsciente. Factores de la mordida pero también psicológicos y trastornos del sueño influyen en este problema. El bruxismo puede llegar a causar daños severos en los dientes por lo que la persona debe dormir con una férula o protector dental que evite que los dientes superiores e inferiores contacten entre sí.

Ahora ya conoces los problemas dentales más comunes. ¿Has sufrido alguno? Si no lo has hecho es genial pero para evitarlos recuerda que debes visitar a tu dentista cada 6 meses para una revisión. ¡Te esperamos en Clínica Dental Fidentzia!