Rotura de un diente ¡qué horror!

Hoy os vamos a hablar sobre qué hacer tras la rotura de un diente sano

Es muy difícil que un diente sano se fracture de manera espontánea a menos que sea por un traumatismo, es muy frecuente en los más jóvenes, por ser los más inquietos, que tengan dientes rotos.

Cuando el diente que se fractura es un diente temporal, hay que llevar al niño a la consulta de su dentista para que evalúe los daños, si la fractura afecta solamente el diente de leche o si, por el contrario, ha ido más allá provocando la afección del diente permanente, en tal caso hay que mantener dicha pieza en observación haciendo revisiones radiológicas periódicas.

Si el diente que se fractura es un diente permanente, también hay que valorar la importancia de la fractura y, sobre todo, de la fuerza del impacto. Es probable que un traumatismo no tenga sintomatología grave inmediata sino que se manifieste al cabo del tiempo convirtiéndose en una lesión crónica.

Cuando la fractura sólo comprende el esmalte, incluso esmalte y dentina sería interesante intentar recuperar el trozo de diente roto para que su dentista valore si puede adherirse al diente.

Cuando afecta el nervio, la indicación es hacer la endodoncia del diente y vigilar haciendo revisiones radiológicas periódicas.

¿Cómo sé si tras la rotura de un diente éste tiene el nervio afectado?

Una pieza que ha recibido un traumatismo y que no haya sido tratada debidamente porque no haya presentado signos o síntomas tempranos, con el tiempo puede degenerar en una necrosis pulpar. Es habitual en estos dientes que cambien de color, haciéndose más oscuros, grisáceos, esto es debido a que la pulpa o nervio del diente se va descomponiendo (necrosando), si no lo tratamos, el cuerpo lo reconoce como un cuerpo extraño y se forma un quiste, con el tiempo se crea una reabsorción radicular para al final perder el diente.

Normalmente es un proceso asintomático por lo que es muy importante que preste atención a los signos y a los consejos de un buen profesional.

Los dientes rotos se pueden arreglar de manera muy sencilla cuando el nervio no se ve afectado, poniendo una carilla o una corona de porcelana.

¿Qué pasa si el diente se cae?

Si el traumatismo es tan fuerte como para crear la avulsión dentaria, entonces el tratamiento es urgente. Muy importante recuperar el diente para reimplantarlo lo antes posible. Se puede mantener bien debajo de la lengua del paciente o en leche a temperatura ambiente.

En este caso hay que reimplantarlo y ferulizar (fijar) la pieza en la boca, normalmente el pronóstico es bueno, también hay que hacer endodoncia de la pieza para que sea exitoso.

En la clínica dental Fidentzia en Alicante la Dra. Cintia Brea les atenderá con la profesionalidad y la experiencia que dan más de 25 años de ejercicio de la odontología.

CintiaBrea