Errores que cometemos al cepillarnos los dientes

En ocasiones nuestro cepillado no es lo suficientemente eficiente y esto se debe a algunos de los errores que cometemos.

El hecho de que te cepilles 3 veces al día no implica que lo estés haciendo correctamente y por ende tu higiene bucal sea la adecuada. Lo cierto es que existen muchos factores que pueden desembocar en un mal cepillado.

El cepillo

Si tienes unas encías sensibles opta por un cepillo suave. Además un mango largo con protecciones para que tu mano no resbale te ayudará a que la presión del cepillado sea la idónea. También puedes decantarte por los cepillos eléctricos que realizan una limpieza mucho más precisa. Eso sí, recuerda no presionar con demasiada fuerza, no por ello vas a limpiar mejor tu boca.

La pasta de dientes

No te pases. Para un correcto cepillado basta con un guisante de pasta de dientes. Si tienes una boca sensible utiliza una pasta especial. Lo mejor es que pidas consejo a tu dentista y pruebes varias opciones para al final decantarte por aquella con la que te sientes más cómodo y deja mejor tus dientes.

El tiempo

La mayoría de personas cepillamos nuestros dientes rápidamente, no dedicándole el tiempo necesario. Esto es un error muy común pero debes saber que para cepillar toda la boca profundamente, especialmente por la noche, el tiempo mínimo es de dos minutos e incluso puedes alargarlo.

El hilo dental

Seamos sinceros, el hilo dental es el gran olvidado en los cepillados y tiene una importancia mucho mayor de la que se le da. Tanto es así que podemos cepillarnos cumpliendo todas las recomendaciones anteriores pero si no nos pasamos el hilo dental nuestra boca nunca quedará lo suficientemente limpia favoreciendo la aparición de placa y sarro en aquellas zonas más inaccesibles.

En Clínica Dental Fidentzia podemos ayudarte a lograr el mejor cepillado.