El enjuague bucal y la importancia de utilizarlo

Seguro que has usado enjuague bucal en más de una ocasión, es posible que incluso forme parte de tu rutina diaria.

Cuando hablamos de salud bucal debemos tener en cuenta varios factores que influyen en la correcta protección de nuestra boca. Además de cepillarnos los dientes con el cepillo y la pasta, el uso de un colutorio nos ayudará a limpiar del todo nuestra boca. Pero, ¿realmente sabemos por qué es necesaria su utilización y cómo debemos emplearlo?

El cepillado es la parte más importante para mantener nuestros dientes en perfecto estado, pero muchas veces no es suficiente y debemos tener en cuenta que para la total limpieza de la boca y para eliminar todas las bacterias, microorganismos y la placa bacteriana, el uso del enjuague es básico y nos ayudará en muchos aspectos.

¿Necesitas una revisión dental?

Podemos ayudarte.

En Clínica Fidentzia queremos ser tu dentista de confianza.

La cantidad de alimentos y bebidas que ingerimos durante el día hace que nuestra boca se contamine y esto puede desembocar en enfermedades bucodentales. Por eso, es recomendable aplicar el enjuague bucal dos veces al día, para mantener las encías, la lengua y las mejillas limpias. El tapón de la botella te indicará la cantidad de colutorio que debes utilizar en cada enjuague y para realizar el lavado correctamente es muy importante que pases el líquido por toda la boca con el objetivo de que todas las partes queden realmente limpias.

Si sufrimos de mal aliento, utilizar enjuague bucal mentolado nos ayudará a disminuir el olor bucal y también mantendrás tu boca fresca y limpia. También es un punto a favor para aquellas personas que utilizan ortodoncia, ya que previene la descalcificación de los dientes.

No solo ayuda a mantener nuestra boca limpia, el empleo diario de este fortalece las encías, gracias al flúor que contiene y, de este modo, la boca queda protegida ante los ácidos y las bacterias que proceden de las comidas u otros hábitos.

El uso de enjuagues bucales restaura el esmalte con el fin de fortalecer los dientes y también ayuda a prevenir la caries acabando con casi el total de los gérmenes que se encuentran en nuestra boca. Su principio activo, la Hexetidina, inhibe el crecimiento de las bacterias, evitando que se forme placa y asegurando una total desinfección.

Desde Clínica Dental Fidentzia te recomendamos que escojas uno sin alcohol y que sigas las indicaciones de tu odontólogo para elegir el que mejor se adapte a tus necesidades particulares. No hay excusa para no utilizarlo, es el complemento perfecto al cepillado.

¿Necesitas una revisión dental?

Podemos ayudarte.

En Clínica Fidentzia queremos ser tu dentista de confianza.