Enemigos de tus dientes

Mantener una boca sana puede resultar difícil para muchos. Hay algunos hábitos y alimentos que pueden hacer que tengas que acudir más veces de las deseadas al dentista. Para que esto no ocurra, y tus visitas sean tan solo para la revisión y limpieza, te mostramos cuáles son los peores enemigos de tus dientes.

Los enemigos de tus dientes que debes evitar

Hay algunos enemigos de tus dientes que debes evitar a toda costa. Te mostramos cuáles son los principales a continuación. Evita estos alimentos y cambia tus malos hábitos, te ahorrarás muchos disgustos.

  • Goma de mascar. Este producto puede resultar especialmente peligroso para los dientes, sobre todo si se dispone de algún implante o empaste.
  • Azúcar. El azúcar sirve de alimento para las bacterias perjudiciales de la boca. Es muy difícil eliminar por completo la ingesta de azúcares, por eso es apropiado cepillarse los dientes cada vez que se come cualquier tipo de alimento.
  • Alimentos duros. Los alimentos duros o aquellos que tienen hueso son peligrosos. Mascar este tipo de comida no es bueno para los dientes. Son especialmente peligrosos aquellos que tienen hueso, porque un despiste al morder podría acabar con una pieza dental.
  • Fumar. Fumar es un hábito con consecuencias muy negativas para la salud. Estropea el esmalte dental y puede generar problemas en las encías. En este caso, es necesario abandonar la costumbre de fumar para cuidar los dientes.
  • Estrés. El estrés afecta de manera negativa a los dientes. Por un lado, es habitual apretar los dientes con fuerza de manera involuntaria, lo que ocasiona la rotura de las muelas. También afecta a las encías, que han de soportar una presión constante.
  • Alcohol. El consumo excesivo de alcohol influye negativamente en la circulación sanguínea. Puede debilitar la encía y producir la caída prematura de los dientes.
  • Palomitas. Las palomitas y otros alimentos con pieles duras que se quedan entre los dientes también pueden resultar dañinos. Las partes del maíz que se acumulan en las separaciones dentales son un foco de infecciones. Pueden clavarse en las encías y acumular bacterias. Además, algunas pueden quedar sin abrir y producir roturas de los dientes al morder.

Estos son los principales enemigos de tus dientes, pero para disfrutar de una boca sana no basta solo con evitarlos. Si quieres mantener tu dentadura en buen estado, has de visitar a un odontólogo de confianza. No dudes en pedir una cita en Fidentzia. Revisaremos tu boca y te daremos los mejores consejos para mantenerla siempre en perfecto estado.