Dientes de leche: ¿por qué son tan importantes?

Todos sabemos lo que son los dientes de leche pero, ¿cómo influyen en nuestra salud bucodental?

Aunque la primera dentadura no es para toda la vida debemos tener en cuenta su importancia pues influirán de manera determinante en el desarrollo de los dientes definitivos. ¿Quieres conocer todos sus secretos? En Clínica Dental Fidentzia te los contamos.

Cada niño es un mundo pero a la mayoría les crecen primero los dientes delanteros en torno a los 7 meses de edad aunque pueden salir antes o más tarde. A los 3 años de edad ya tienen un total de 20.

Existen un gran número de síntomas relacionados con la dentición por lo que es muy habitual que los padres sepan cuando comienza. El exceso de salivación, las diarreas, la irritación, los lloros e incluso un poco de fiebre. Aunque no a todos los bebés les afecta de la misma manera es cierto que la mayoría presentan alguno de estos síntomas o varios a la vez. Nuestra recomendación es que cuando detectes que a tu pequeño le están saliendo los primeros dientes le des masajes con cuidado o les pongas un pañito húmedo sobre la encía además de utilizar mordedores de dentición específicos. Esto les aliviará y ayudará a sobrellevarlo.

La importancia de los dientes de leche radica en por supuesto su función. Les ayudarán durante varios años a masticar, hablar, sonreír, etc. Además guardarán el espacio en la mandíbula para que los dientes definitivos salgan. Si un niño pierde un diente de leche antes de tiempo es posible que el resto tiendan a moverse hacia ese espacio provocando así que los dientes se tuerzan o monten. Por eso es importante cuidarlos desde pequeño y acudir al dentista a menudo. Además existen otra serie de problemas bucodentales que son habituales en muchos niños y de los que se puede encargar el dentista como por ejemplo las caries o malos hábitos como el de chuparse el dedo.

Al principio es necesario que sean los padres los que se encarguen de cepillar los dientes pero tan importante es lavarlos como que los niños aprendan que son ellos quienes deben hacerlo y establecer una rutina para ello. Las encías, los dientes, las mejillas y la lengua deben lavarse con un cepillo adecuado a la edad del niño y de manera suave para no provocar heridas o sensibilidad.

En Clínica Dental Fidentzia de Alicante podemos ayudar a garantizar la buena salud bucodental de los más pequeños gracias a nuestra experiencia, nuestro equipo y nuestra gran variedad de servicios.