L-M-J-V 10:00-14:00 - 16:00-20:00 X 10:00-14:00 - 17:00-21:00

4 RAZONES PARA ESCOGER A TU DENTISTA

Clínica Dental Alicante Fidentzia > Blog > Salud bucal > 4 RAZONES PARA ESCOGER A TU DENTISTA

En los últimos años el auge de las clínicas dentales como franquicia han proliferado en nuestro país. Si bien, en un principio fue un boom por el bajo coste y la oferta “low cost” para el paciente atraía bastante. Hoy en día las múltiples demandas que tienen estas franquicias ha llevado a los pacientes a tener más cuidado a la hora de elegir su dentista. Clínica Dental Fidentzia te da 4 razones por las cuales es mejor optar por una única Clínica que una franquicia.

Thinking Woman With Question Marks Above The Head Isolated

 

 

1.  Vocación de tu dentista: Las franquicias son gestionados por personas que no son ni médicos , ni dentistas y que por lo tanto buscan un rendimiento económico. Obviamente todo negocio tiene sus objetivos economicos pero no olvidemos que un odontologo  tiene una vocación médica y esta condiciona su forma de trabajar  y su trato con el paciente.

2-  Tu dentista sigue tu caso de principio a fin: Uno de los principales inconvenientes de las franquicias es la alta rotación de personal. Por tanto, cuando un paciente acude a consulta le atiende un dentista pero no sabe si el mismo va a llevar su caso de principio a fin. 

3- Experiencia de tu dentista: En los últimos años, alumnos recién salidos de las universidades privadas son contratados para trabajar en dichas franquicias, teniendo poca experiencia antes de tratar a pacientes avanzados. Por tanto, muchas veces el paciente lo desconoce y puedan producirse errores en los procedimientos dando lugar a demandas por negligencias medicas.  Por eso es aconsejable que  siempre verificar los años de experiencia de tu dentista y su trayectoria profesional ya que esto te dará una plena seguridad y confianza de saber en que manos estas. 

4. Calidad de  los materiales y garantía: En general, el dentista privado ofrece calidad en sus materiales ya que es él mismo quien da la cara si algo sale mal. En el caso de las franquicias, el dentista que te atiende no tiene poder de decisión sobre los materiales empleados.